Sala de Prensa

El Tribunal Supremo ha estimado un recurso del Ayuntamiento de Madrid y declara válido el artículo 78.3 de la Ordenanza de Limpieza de Espacios Públicos y Gestión de Residuos de 2009, que establece sanciones para la comunidad de propietarios que recogen la normativa sobre infracciones sobre reciclaje y separación de basura. La sentencia corregirá la serie de artículos que eran contrarios al ordenamiento jurídico y que motivo un recurso por parte del consorcio madrileño.

También se considera conforme a derecho el  articulo 76  que faculta a los inspectores municipales a acceder a las zonas comunitarias sin previo aviso tras acreditarse, autorizándoles a inspeccionar las bolsas de basura y demás contenedores pertenecientes a la zona de recogida de la finca.

Enlaces Externos

El Mundo