El Real Decreto 335/2010, de 19 de marzo, por el que se regula el derecho a efectuar declaraciones en aduana y la figura del representante aduanero, modifica la normativa existente en el ámbito de la representación en aduanas con el fin de dar respuesta a la necesidad de incorporar al ordenamiento jurídico español los principios que rigen el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

Haga click aquí para descargar el documento