Sala de Prensa

El titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante ha estimado la demanda de Manolet-Almendras Alonso, con sede en Elche y recientemente adquirida en pública subasta por el grupo turronero Sanchis Mira-Antiu Xixona, contra dos de sus exdirectivos por un grave caso de espionaje industrial basado en competencia desleal en favor de otras compañías de frutos secos del país. Aunque el daño y perjuicio causado a la empresa ilicitana aún no está cuantificado (habrá, por orden del juez, un peritaje experto en ejecución de la sentencia, que tiene fecha del 24 de octubre pasado), Manolet la estimó hace dos años, cuando presentó la demanda, en unos 35 millones de euros… [Lea la noticia Completa]

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *